El arte renacentista

Tras la Edad Media llegó un período conocido como Renacimiento que condujo hasta la era moderna. La palabra deriva de renascere, que en latín significa «renacer», y se refiere al regreso de la cultura grecolatina. Las figuras artísticas e intelectuales de esta época rechazaron de forma consciente las ideas de la Edad Media y buscaron inspiración en los modelos clásicos.

Las raíces del Renacimiento pueden rastrearse hasta el siglo XIV, cuando el poeta italiano Francesco Petrarca desarrolló un pensamiento filosófico que valoró especialmente el individualismo y los logros del ser humano. Esto supuso un cambio frente a la sociedad medieval, que se preocupaba sólo por el poder divino.

En cuanto a lo que se refiere a las artes plásticas, el Renacimiento comenzó en Florencia a principios del siglo XV. Fue la primera vez en que escultores y arquitectos buscaron modelos antiguos como fuente de inspiración. Al mismo tiempo, los pintores ideaban la perspectiva lineal, un sistema para representar la profundidad y el volumen sobre una superficie bidimensional.

Entre los artistas florentinos de renombre en los albores del Renacimiento hay que destacar al escultor Donatello, cuyo David fue la primera obra de bulto redondo desnuda realizada desde la antigüedad; Brunelleschi, el arquitecto que diseñó la famosa catedral de Florencia; y Masaccio, el primer pintor conocido que empleó la perspectiva lineal.

El Alto Renacimiento, que por lo general se considera que va de 1495 a 1527, dio varios de los principales maestros de la civilización europea: Leonardo da Vinci, Miguel Ángel, Rafael y Tiziano. Fue en este período, además, cuando comenzaron los trabajos de reconstrucción de la basílica de San Pedro. El arquitecto Bramante comenzó el proceso y diseñó la primera versión de la nueva iglesia. El trabajo en ese proyecto continuó tras su muerte bajo la supervisión de numerosos artistas, entre los que se cuenta Miguel Ángel. La nueva basílica no se completó hasta mediados del siglo XVII.

OTROS DATOS DE INTERÉS

1. En el norte de Europa, el Renacimiento llegó más tardíamente; el gótico siguió siendo el estilo dominante hasta el siglo XVI.

2. El Renacimiento tardío engloba por lo general el período que va de 1527 a 1600. Las obras de esa época son denominadas a menudo manieristas, por su enorme complejidad en las formas y ía intensidad de su esotérica vanidad intelectual.

Post Author: Entorno Estudiantil

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.