El taoísmo

El taoísmo es una de las tradiciones espirituales más antiguas de China. En la actualidad es considerado una filosofía y una religión. Para aquellos que lo viven como una religión, Laozi es el que más ha aportado al taoísmo y es visto como un dios.

El taoísmo nació durante un período filosóficamente fértil en China que se conoce como las Cien Escuelas de Pensamiento y que duró aproximadamente desde el año 700 al 200 a. C. Su gran impulso vino durante la dinastía Han, y se afianzó hasta alcanzar su forma actual a lo largo del siglo V d. C.

Se dice que Laozi, el fundador del taoísmo, fue contemporáneo de Confucio y trabajó para el emperador chino como archivista de la biblioteca imperial. Según la leyenda, al final de sus días Laozi dejó la corte china y viajó hacia el oeste hasta llegar a la última puerta del imperio; allí encontró a un guardián que estaba familiarizado con sus enseñanzas. El guardián le pidió que recopilara sus pensamientos antes de marcharse de China, y así lo hizo, dando a luz el Tao Te Ching, el libro del Tao.

Aparte de Laozi, el taoísmo también hunde sus raíces en el Emperador Amarillo, Huang-Di; de ahí que a veces también se conozca como la filosofía de Huang-Lao. El taoísmo considera a Zhuangzi, uno de los discípulos de Laozi, como un maestro muy influyente.

El Tao Te Ching es un libro corto, de sólo 5000 palabras, pero recoge toda la filosofía taoísta. Se cree que el Tao o «camino» está presente en todas las cosas que existen en el mundo; se ve como la continuidad detrás de las fuerzas en permanente cambio de la vida.

El taoísmo busca la reunificación con el Tao. Los taoístas creen que el mundo se ha visto sobrepasado por los conflictos y que al reunificarnos con el Tao podemos volver a alcanzar la armonía. Defiende la mejora personal y la transformación social.

Para uno mismo sugiere la espontaneidad, un estilo de vida saludable que incluye ejercicios de respiración, y la minimización de los deseos. Los taoístas no creen en la vida después de la muerte, y hacen hincapié en la importancia de ser pacífico y estar en armonía en esta vida. Desde un punto de vista social, el taoísmo sugiere que hay que minimizar la intervención del gobierno y los conflictos bélicos. Al contrario que los seguidores de Confucio, que se basan en la sociedad, los taoístas sugieren que una vida solitaria aporta una experiencia vital suficiente.

OTROS DATOS DE INTERÉS

1. El taoísmo fue suprimido de forma oficial durante el gobierno comunista de Mao Zedong en China; en la actualidad, la mayor comunidad de taoístas vive en Taiwán.

2. Tanto el feng shui como el tai chi son prácticas taoístas

Post Author: Entorno Estudiantil

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.