La ética en la contabilidad y en las empresas

Las consideraciones éticas afectan la contabilidad. Los inversionistas y los acreedores necesitan información relevante y confiable acerca de una compañía, como Amazon.com o Wal-Mart. Las compañías desean verse bien y atraer a los inversionistas; por lo tanto, aquí existe un conflicto de intereses. Para brindar información contable, la SEC requiere que las compañías hagan auditar sus estados financieros por contadores independientes. Una auditoría es un examen que se aplica a la información financiera. Los contadores independientes indican si los estados financieros muestran razonablemente la situación financiera de la empresa o no.

La gran mayoría de los contadores efectúan su labor de una manera profesional y ética, aunque nunca oigamos hablar de ellos. Por desgracia, tan sólo aquellos que comenten fraudes aparecen en los titulares de los periódicos. En años recientes, hemos visto más escándalos contables, que en cualquier otro momento desde la década de 1920.

Enron, Corp., por ejemplo, era una de las compañías más grandes en Estados Unidos, antes de que empezara a informar datos falsos. WorldCom, un proveedor líder de telefonía de larga distancia, admitió la contabilidad de ciertos gastos como si fueran activos (recursos económicos).

Éstos y otros escándalos sacudieron a la comunidad empresarial y quebrantaron la confianza de los inversionistas. Algunas personas inocentes perdieron sus empleos, y el mercado bursátil se vio afectado negativamente. El gobierno de Estados Unidos tomó una acción rápida. Promulgó la Ley Sarbanes-Oxley, la cual convirtió en delito grave la falsificación de estados financieros.

También creó una nueva agencia de vigilancia, el Public Companies Accounting Oversight Board, para que vigilara el trabajo de los contadores independientes que se encargan de auditar compañías públicas.

Post Author: Entorno Estudiantil

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.