¿Por qué debemos mantener vivo a nuestro niño interior?

Muy pocas personas tomarán una decisión que cambie su vida después de los 50 años. En ese momento, la gente está tan establecida en sus maneras que el cambio es casi imposible. Tener una fe infantil es una gran ventaja porque entonces nos resultará más fácil creer en lo imposible y en lo invisible. Además, […]