Vejiga urinaria

La vejiga urinaria es un saco muscular liso y plegable que almacena la orina de forma temporal. Se sitúa en la zona retroperitoneal, en la parte posterior de la sínfisis púbica. Si se escanea el interior de la vejiga, se pueden diferenciar tres aperturas: las dos de los uréteres (orificios uretrales) y la única apertura de la uretra (orificio interno uretral), que llega hasta la vejiga. La lisa región triangular de la base de la vejiga delimitada por estas tres aperturas recibe el nombre de trígono. Este trígono es importante clínicamente ya que las infecciones tienden a persistir en esta región. En los hombres, la próstata envuelve el cuello de la vejiga en el lugar donde se vacía en el interior de la uretra.

La pared de la vejiga tiene tres capas de músculo liso, conocidas en conjunto como músculo detrusor, y su mucosa es un tipo especial de epitelio, el epitelio transicional Estas dos características estructurales hacen que la vejiga sea única para su función de almacenamiento de la orina. Cuando la vejiga se encuentra vacía, ésta se pliega y mide entre 5 y 7,5 cm de largo como mucho, y sus paredes son gruesas y se encuentran formando pliegues.

A medida que se va acumulando la orina, la vejiga se expande y crece hacia arriba en la cavidad abdominal .Sus paredes musculares se estiran y las capas epiteliales transicionales se vuelven más delgadas, aumentando su volumen y permitiendo que la vejiga almacene más orina sin aumentar de forma sustancial su presión interna. Una vejiga moderadamente llena mide alrededor de 12,5 cm de largo y aguanta en torno a 500 ml de orina, pero es capaz de soportar más del doble de esta cantidad. Cuando la vejiga está realmente desplegada, o estirada por la orina, se vuelve firme y adquiere forma de pera. La orina se forma continuamente en los riñones, pero se almacena en la vejiga hasta que su liberación sea conveniente.

Post Author: Entorno Estudiantil

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.